Xavier Arreaga, joven promesa de BSC, no pasa por su mejor momento, ya que no es titular, luego de serlo en la primera parte del torneo pasado, pero eso no lo detiene para pelear un puesto.

Entrevistado por el canal de la Universidad Católica, Arreaga se refirió a sus orígenes y más. “Soy de Guayaquil, nací en el Guasmo Sur y siempre lo he dicho, es el mejor barrio de todo el Ecuador. La verdad que las costumbres que aprendí en mi barrio son buenas, costumbres sanas, desde niño viví el jugar con los muchachos del barrio, trompo, a las canicas. Le doy gracias a Dios por nacer en este lugar”.

Arreaga recuerda que el fútbol, siempre estuvo junto a él. “Muchas veces no me dejaban salir, me encerraban en el cuarto porque me salía a jugar sin permiso de mis papás para hacer lo que más me gustaba que era jugar al fútbol. Cuando estaba en la selección del Guayas me tocaba ir en bus solo, a veces hacer dedo, pasar hambre, pero todo por cumplir mi sueño de ser futbolista”.

Sobre su momento en BSC: “Siempre fui barcelonista. Como todo hincha sentía coraje cuando no había títulos porque quería ver al equipo levantar la copa y estar en lugares estelares. Es un honor (jugar para BSC), converso con Máximo (Banguera), Damián (Díaz), Matías (Oyola), y les digo que es un sueño verlos en la TV y ahora ser compañero de ellos. Compartir comidas con ellos, gratos momentos, es algo hermoso”.

 “Fue algo radical, yo tenía 3 años en Manta. En Manta (en el Manta FC) estaba lejos de mi familia, algo duro. Tenía 17 años, pero siempre tuve la convicción. Cuando llegué a BSC el cambio fue extremo. Tienes que ser fuerte de carácter, pueden decir que el que es bueno juega donde sea, pero se necesita un temple adicional en BSC”, finalizó Arreaga.