El extremo diestro de Barcelona Sporting Club, Erick Castillo contó detalles de su gran partido ante Emelec, al que ganaron 3-1 el domingo pasado.

La Culebra dedicó unas palabras a la rivalidad que sostuvo con el veterano lateral ‘azul’, Óscar Bagüí, quien tuvo problemas a la hora de marcarlo y específicamente en una jugada puntual, donde ambos quedaron mano a mano y el rápido extremo ‘canario’ puso sus manos sobre su cintura, para luego encarar a su marcador.

“No, mucha gente publicó ‘memes’, pero fue por cansancio, o falta de fuerza, se me dio la oportunidad de driblar e irme de la marca, por ahí se comenta que fue falta de respeto, de burlarme; pero no es así, no me burlo de nadie, simplemente es un juego”, aseguró